Buscar
  • Laura Leoz Dramaterapia

¿QUÉ VES?

En esta imagen hay muchos elementos. El enfoque está en las flores que están en primer plano, pero también está el edificio detrás que no está bien encuadrado, la furgoneta que irrumpe el romanticismo de la naturaleza primaveral y varios elementos más. Puede que estos elementos hagan que esta foto no sea estéticamente bonita o perfecta, pero es real.


Es cómo vemos el mundo, lo necesario con lo bello, lo utilitario con lo estético, y el punto de vista a veces descuadrado. Muchas veces se comenta que aplicaciones como Instagram y otras redes sociales no reflejan la vida real, justamente por esto. Porque imágenes como esta no funcionan, se retocan para que todos esos elementos que he mencionado no aparezcan o sean menos visibles.


Esto lo entendemos en las redes sociales con respecto a las fotografías y hasta cierto punto con lo que se expone en ellas y sus posts. Pero, ¿Hasta qué punto somos conscientes de cómo editamos nuestra visión interna del mundo?


En los países cristianos estamos en la Semana de Pascua, en el hemisferio norte en general nos adentramos en la primavera y celebramos la llegada de la luz y la nueva vida de la naturaleza, de nuestro día a día y, en algunos casos, de nuestra esperanza a través de la resurrección de Cristo.


Sea cual sea nuestra religión, creencia o cultura, esta transición es importante y se marca de muchas maneras. Este año, al igual que en el 2020, las restricciones sanitarias causadas por la pandemia han vuelto a condicionar estas celebraciones.


Para algun@s, esta vez es más difícil que hace un año. Llevamos un año intentando sobrellevar esta situación inusual e inesperada, pero las reservas de nuestra fuerza se van acabando, con pocas oportunidades de recuperarlas.


Otr@s, se han acostumbrado y adaptado para poder seguir adelante aprovechando las oportunidades y nuevas puertas que se les han abierto con esta situación completamente nueva.


Sea la que sea tu experiencia, tod@s necesitamos encontrar manera de ver nuestro mundo como en esta foto. De manera real. De manera que se vea lo que está descuadrado, pero por lo menos está en la imagen. Que se vea la furgoneta que no es lo más estético que tenemos, pero que es necesario y útil para nuestro día a día. Pero también es importante poder enfocar esas flores llenas de color, vitalidad y belleza.


Si sólo vemos las flores en nuestra vida, ignoramos lo que nos es útil y lo que no encaja del todo en nuestra vida. Lo cual puede ser peligroso porque podemos perder algo o alguien necesario para nosotr@s por no prestarle atención. O puede que algo que no está del todo encuadrado y encajado, se vaya descuadrando y desencajando cada vez más hasta que nos impide seguir adelante o se nos cae encima. O puede que también desaparezca del todo.


Pero si no vemos las flores, perderemos la luz, el color, la fragancia. Si no le damos importancia porque lo consideramos algo pequeño, insignificante, no-productivo, que quita espacio, que requiere tiempo y atención innecesarios; perderemos también el momento de parar, respirar y mirar a nuestro al rededor. De ver la imagen real y completa.


A esto nos llaman las diferentes tradiciones de primavera. La Semana Santa y de Pascua nos piden que mantengamos la esperanza en los momentos más difíciles, que tengamos fe en la vuelta de lo bueno en el mundo.


En mi casa siempre celebrábamos la Semana Santa con una tradición Británica que introdujo mi madre: Easter egg hunt, la búsqueda de los huevos de Pascua. El conejito de Pascua escondía huevos de chocolate por la casa y el jardín y mi hermano y yo teníamos que seguir las pistas hasta encontrar todos los huevos. Es un juego divertido con chocolate de premio, perfecto! Pero ahora me doy cuenta de que enseña a buscar lo bueno, a seguir las pistas de lo que es importante y que si pongo un esfuerzo en enfocar las flores de la imagen, por mucho que haya un edificio mal encuadrado o una furgoneta utilitaria, voy a encontrar eso que me da alegría, propósito, amig@s, satisfacción.


En mi año en Japón viví el Hanami, la celebración del cerezo en flor, que nos invita a esto literalmente, porque los cerezos sólo están en flor unas semanas al año. Por lo que hay que aprovechar esas semanas, lleguen cuando lleguen y duren lo que duren, para parar, observar, oler, celebrar y darnos cuenta de lo efímero que es lo bueno y bello que vivimos. Pero, a la vez, lo duradero que es, pues todos los años desde hace siglos, se ha celebrado igual y ha vuelto, sin falta, año tras año.


Os invito a que aprovechéis esta época de transición del año para ver cómo es vuestra imagen del mundo. ¿Veis las furgonetas y los edificios mal encuadrados? ¿Qué veis primero? ¿Dónde está el enfoque? ¿Y oléis las flores?


Si te interesa profundizar esta mirada, te invito a mandarme un mensaje para ver si la terapia Sésamo te puede ayudar en tu camino o a que vengas a mi taller presencial en Izarpe, Donostia, el viernes que viene 16 de abril. Más información en mi página web o escribiendo a sesameterapia@gmail.com


Un abrazo

#sésamo #sesame #terapiasesamo #terapia #terapiaonline #terapiacreativoexpresiva #psicoterapia #crecimientopersonal #desarrollopersonal #autoconocimiento #saludmental #terapiaholística #bienestar #inteligenciaemocional #emociones #terapiasalternativas #autocuidado #primavera #transformación #perspectiva #enfoque

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo