Buscar
  • Laura Leoz Dramaterapia

PSIQUE ADENTRO

En este blog y en el mundo de las terapias en general, hablamos mucho sobre el autocuidado, respetarse a un@ mism@ y ser compasiv@s con tod@s, incluíd@s nosotr@s mism@s.


Solemos pensar en este autocuidado como hacer tiempo para hacer las cosas que nos gustan, darnos un baño, hacer una meditación relajante, etc. Esto es verdad, pero es sólo una parte de autocuidado.


Esta entrada tenía que haber sido publicado ayer, pero tuve un día muy ajetreado, lleno de reuniones y trabajo que ocupó más tiempo del que había pensado. Esto me encantó, porque eran momentos que llevaban mucho tiempo en el proceso de ideas y planear, pero ahora se están convirtiendo en acciones.


Aunque aprecio este impulso de energía, que siento como el comienzo de primavera en mi misma, tengo que recordar mi propio autocuidado y la necesidad de ser flexible. Con todo ese trabajo extra de ayer, no pude ponerme a escribir esta entrada del blog hasta las 21h después de casi 12 horas de trabajo.


Me senté delante del ordenador y se me quedó la mente en blanco. No podía recordar qué había pensado escribir y me estaba frustrando conmigo misma porque quería terminar cuanto antes para poder cenar y estar con mi familia.


Entonces me di cuenta de que no me estaba cuidando. Necesitaba mi flexibilidad para aceptar que esta entrada iba a salir un día tarde y que no pasa nada, no soy ni vaga ni mala profesional por aceptar que ayer tuve un día lleno y que podía dejar tiempo para cenar y estar con mi familia sin sentirme mal.


Aunque mi mente racional lo veía así, me di cuenta de que todavía me sentía incómoda, mis emociones estaban movidas y tirando hacia la culpa. Así que puse el ordenador a un lado, me puse un poco de música tranquila que me gusta y me puse a meditar. Todas cosas que parecen resonar con el autocuidado, ¿verdad?


La cosa es que no hice meditación para relajarme, lo hice para conectar con esas emociones, con esa culpa, que nunca anda demasiado lejos, y para ver por qué ha aparecido esta vez. La música me dio algo conocido y familiar para reconfortarme cuando esas emociones se volvían sobrecogedoras y acordarme de poner mi atención en mi respiración.


Me di cuenta de que mi autoimagen de profesional responsable que sigue adelante y cumple con todo se había juntado con mi autoimagen de persona que quiere complacer a tod@s para hacerme sentir que cumplir con las expectativas que he asumido son las de l@s demás eran mucho más importantes que atender a mis propias necesidades.


He escrito en otras ocasiones sobre la imagen presentada por Jean Shinoda en su libro "Goddesses in everywoman" (Diosas en todas las mujeres) de que cada mujer tiene un "consejo" en su psique formado por las diosas griegas. En este consejo suele haber una o dos voces más fuertes que a veces silencian a las demás y controlan por completo nuestro comportamiento.


En esa meditación de ayer me di cuenta de que esa autoimagen de profesional responsable era la voz de Atenea y la complaciente era Perséfone, dos voces que sé que son fuertes en mi psique y que estaban intentando silenciar a Hestia, la diosa más introspectiva, la mujer sabia que escucha a sus instintos.


Así que decidí escucharla, darle la oportunidad de hablar sin interrupciones y me di cuenta de que esas expectativas exteriores que Atenea y Perséfone estaban usando para hacerme sentir culpable, en realidad eran expectativas que ellas mismas (yo misma) había impuesto.


Al darme cuenta de esto, al tener esta conexión y conversación con mi psique, conseguí liberar esa emoción y darle el mismo espacio a Hestia como a Atenea y Perséfone en mi día, equilibrando los arquetipos activos en mi misma.


Esto es el autocuidado. Incluye meditación, música agradable y dejar de trabajar para cenar y estar con familia. Pero no se queda en eso. También incluye el trabajo más incómodo de autoreflexión, de conectar con emociones difíciles e incómodas.


En este caso, para mi, también incluyó darme cuenta de que la importancia que le doy yo a mi trabajo no es la misma que le dan los demás y aunque eso puede ser desalentador a veces, también puede liberar y facilitar la flexibilidad que necesito para poder navegar una vida moderna y ajetreada con muchas demandas.


Así que os invito a conectar con vuestras emociones, conocer las diosas y los dioses, los arquetipos, que viven en ti y darles espacio a las voces más débiles de vuestra psique para ir equilibrando las diferentes facetas que nos hacen human@s.


Si quieres acompañamiento en este camino de autoconocimiento y autocuidado, no dudes en hacer una cita conmigo o venir al taller presencial que ofreceré en Izarpe el 21 de mayo. Más información e inscripción: sesameterapia@gmail.com o en el 644581749.


Un abrazo


#sésamo #sesame #terapiasesamo #terapia #terapiaonline #terapiacreativoexpresiva #psicoterapia #crecimientopersonal #desarrollopersonal #autoconocimiento #saludmental #terapiaholística #bienestar #inteligenciaemocional #emociones #terapiasalternativas #autocuidado #psicología #psicologíaonline #psicoterapia #psicoexpresión #crecimiento #meditación #autoreflexión #arquetipos #jung #diosas

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

VUELTA